0

Segovia es una provincia llena de historia, leyendas y lugares asombrosos para descubrir. Perfecta para visitar en cualquier época del año e ideal para todo tipo de viajeros. Segovia es la tierra de Teodosio el Grande y de Berenguela de Castilla, entre otras tantísimas grandes personalidades que en esta tierra han nacido.

Cuenta con 209 municipios que te ofrecerán las mejores alternativas para tu viaje, sea por corto o largo tiempo. ¿Quién no conoce el famoso acueducto segoviano o el hermoso castillo de Coca? Muchas cosas ofrece esta gran provincia que aún tiene más para ofrecerte. Los hoteles en Segovia te harán sentirse como en casa, como es el caso de la Hospedería de los Templarios, situada en la plaza de Sepúlveda, un conjunto histórico nacional, que no dejará más que imborrables recuerdos a sus visitantes.

El monasterio de San Pedro de las Dueñas, el templo parroquial de El Espinar, la cueva de los Enebralejos, el palacio y los jardines de La Granja, Pedraza, son unos de los pocos ejemplos históricos que se pueden encontrar en Segovia. Una provincia con historia pasada y presente, con paisajes de ensueño y lugares dignos de ser recordados. Pero en gastronomía, Segovia también tiene mucho que decir, aquí destacan sus asados de Sepúlveda y sus vinos, como el de Valtiendas.

La Comarca del Pirón, en la Sierra de Guadarrama, es uno de esos lugares que no pasan nunca inadvertidos, perfecto para practicar senderismo y disfrutar de unos paisajes espectaculares. En este lugar han vivido pueblos antiguos, entre ellos los celtíberos, que han dejado restos arqueológicos que todavía hoy puedes ver para poder revivir aquellos tiempos. Restos llenos de historia, como la Comarca de Pedraza y Sepúlveda, con los vestigios medievales más destacados de España.

Pero espacios naturales es lo que le sobra a esta provincia, como la hermosa ruta románica por la Sierra de Guadarrama, donde por el camino encontrarás iglesias románicas tan hermosas como la de Sotosalbos, San Salvador o Duratón. En la campiña de Segovia también está el Palacio del Cardenal Espinosa y las Hoces del Duratón, un Parque Natural de parada obligatoria. Para visitar un impresionante castillo puedes dirigirte a la Villa de Cuéllar, donde también se encuentra la muralla y numerosas iglesias románicas. Y para disfrutar de todo ello solo tienes que alojarte en la Hospedería de Los Templarios, uno de los mejores hoteles en Segovia, tan acogedor como confortable.